Cataluña celebra sus primeros festivales de música sin distanciamiento social

Los festivales de música Vida y Canet Rock se han celebrado este fin de semana sin distanciamiento social. Esto son los rimeros festivales de música en Cataluña que se desarrollan con algo parecido a lo que era la normalidad prepandemia.

“Parecido” a la normalidad, porque todos los asistentes llevaban mascarillas y todo el mundo fue sometido a pruebas de detección del coronavirus con tests de antígenos antes de entrar.

Pero no se exigieron distancias y los fans bailaron y cantaron juntos y en proximidad, por primera vez en muchos meses. Aunque no todo fue felicidad, pues algunos fanáticos reportaron filas de hasta 3 horas para poder ingresar, perdiéndose incluso algunas actuaciones.

Cataluña celebra sus primeros festivales de música sin distanciamiento social

Largas filas para hacerse pruebas

El festival Vida terminó su séptima edición con más de 25 mil asistentes en Vilanova i la Geltrú, situado al sur de Barcelona. Fue el primer gran festival que se celebra en Cataluña desde el inicio de la pandemia sin distancia sociales.

El jueves, durante la primera jornada, se vivieron situaciones muy complicadas, debido a las largas filas para hacerse la prueba de antígeno. Por lo que el festival replanteó el sistema de pruebas. Para las jornadas del viernes y el sábado los aficionados pudieron ingresar sin incidentes.

Acogido en el recinto de la Masía d’en Cabanyes, el Vida contó con cuarenta conciertos en cuatro escenarios. Allí actuaron artistas como Love of Lesbian, Vetusta Morla, Nathy Peluso, Stay Homas, entre otros.

El festival ya ha anunciado algunos de los artistas que participarán en el cartel de la edición de 2022, como alt-J, Belle & Sebastian, Parcels y Black Pumas.

Los asistentes coreaban extasiados de sentirse libres, como antes de la pandemia. La misma normalidad prepandémica que puedes disfrutar cuando visitas cerrajerías en Barcelona. En los próximos días, los organizadores del Vida facilitarán los datos de positivos detectados durante la criba de entrada al festival.

Canet Rock, música a la orilla del mar

Mientras tanto, en el Canet Rock, el público vibró con los sonidos del party pop de Suu, Buhos, Doctor Prats y los ritmos de Stay Homas. Todo esto en la localidad costera de Canet de Mar, al norte de Barcelona.

Asistieron unas 20 mil personas y se descubrieron más de 150 resultados positivos en los test antes de las jornadas, según los organizadores. Al comienzo se vieron grandes colas de alrededor de una hora para hacerse la prueba.

En su edición 11 el festival es también una prueba de campo para organizadores y autoridades. Los 30 mil metros cuadrados estaban cuidadosamente delimitados para que no ingresara nadie sin pasar por los puntos de control.

Antes de comenzar el festival unos 800 participantes contactaron a la organización para avisar que no acudirían, por haber contraído la enfermedad o estar en cuarentena.

Stay Homas es un grupo nacido de la pandemia, ya que se formó y saltó a la fama en su azotea del barrio del Eixample de Barcelona. Cantaban canciones que tenían como objetivo levantar el ánimo y fomentar las prácticas de seguridad en la primera oleada de la pandemia, entre marzo y mayo del 2020.

error: Content is protected !!