Cataluña es considerado el paraíso de los okupas

En el año 2020 se incrementaron los okupas en toda España, incluso se presentaron más de 13.000 casos de incidencias en ocupación ilegal, pero en Cataluña se produjeron más de la mitad de estos casos, específicamente en Barcelona. 

En el resto de las comunidades el número de episodios de ocupación ilegal fue en niveles inferiores, en este apartado mostraremos algunos de los cambios que han ocurrido luego de estos desagradables hechos. 

Carteles de se alquila o se vende están desaparecidos 

Desde inicios del año 2020 el número de ocupaciones ilegales aumentó en toda España, las cifras son elevadas, pero también hay que acotar que al menos en la ciudad de Barcelona hay más de 10.000 pisos vacíos, es decir más de 1,22% del parque inmobiliario local. 

Pero esas cifras son al menos la punta del iceberg de los datos de ocupación, ya que la mayoría de propietarios en la zona en donde residen los okupas no son capaces de denunciar estos hechos. 

Cabe destacar que las decisiones gubernamentales están basadas en tomar medidas radicales para combatir a nivel judicial este tipo de delitos de forma eficaz, ya que cada vez es mucho mayor la ocupación ilegal de viviendas en el país. 

Por consiguiente muchos propietarios de inmuebles han optado por contratar los servicios policiales y de justicia privados ya que se sienten desamparados ante los okupas, además, están reforzando la seguridad de sus inmuebles con puertas y cerraduras de gran resistencia, para ello están asesorando con los mejores cerrajeros de la zona. 

Por otra parte, los propietarios de estos inmuebles deben también correr con los gastos del proceso judicial y la reforma de su vivienda, en la mayoría de los casos a los propietarios les toca cancelar dos veces este tipo de servicios, ya que la mayoría de los okupas prefieren una vivienda recién reformada. 

Por consiguiente, muchas personas optan por desistir del alquiler o venta del piso, ya que los okupas lo dejan completamente destruido e imposible de habitar. 

La tolerancia de autoridades ha estimulado la ocupación ilegal de propiedades. 

l proceso de desalojo por parte de las autoridades hacia los ocupas es un proceso engorroso que lleva muchos meses e incluso años , por lo que ya existen mafias organizadas que se dedican a la okupación ilegal incluso hay okupas que le exigen a los propietarios un contrato de alquiler por una cantidad mínima después de ocupar ilegalmente su vivienda. 

En muchos casos los propietarios terminan accediendo al chantaje de los okupas luego de consultar con sus abogados y darse cuenta que es mucho mejor cobrar una cantidad mínima por su propiedad que entablar una extenuante demanda que tardará muchos meses en resolver y aparte de eso el gasto económico que todo este proceso implica. 

Finalmente, estos juicios duran meses o quizás años, los okupas terminan destrozando todo el piso por venganza antes de su desalojo, por otra parte algunos propietarios evitando este tipo de acciones contratan a los mejores cerrajeros de seguridad y optan por instalar puertas y cerraduras de gran resistencia evitando así una posible ocupación. 

error: Content is protected !!